En el año 1995 se creó el I Concurs Internacional de Guitarra de Barcelona, homenaje a María Luisa Anido, bajo la dirección de su fundador, el maestro chileno Eulogio Dávalos. n esta ocasión se organizó un evento de carácter altruista, que maestros y profesores reclamaron como una necesidad colectiva. Finalizado el certamen, la insigne Dama de la Guitarra, María Luisa Anido, solicito en un acto de generosidad que el reconocimiento del evento pasará a ser la reivindicación de su querido maestro guitarrista y compositor catalán Miquel Llobet.

Así fue como diez años de incesantes solicitudes, el año 2005 recibe los apoyos públicos necesarios para reafirmar la segunda edición, donde definitivamente adquiere el nombre de Certamen Internacional de Guitarra de Barcelona Miquel Llobet, haciendo justicia a este virtuoso barcelonés olvidado.

El Certamen Llobet se ha ganado un espacio entre los certámenes de guitarra más importantes del mundo. Confirmado por las felicitaciones de grandes personalidades del mundo del arte musical y reconocimientos por las más importantes entidades especializadas, es considerado como un evento de excelencia y calidad artística que contribuye al enriquecimiento del tejido musical de la ciudad, retorna a la guitarra clásica el prestigio mundial perdido y alienta a jóvenes talentos a coger impulso en los nuevos retos concertísticos.

Hoy con el certamen de interpretación consolidado internacionalmente, hemos querido dar un paso más integrando un certamen de composición, activando una nueva plataforma de promoción y difusión para creativos en la escritura musical para el instrumento de la guitarra.

Las obras ganadoras formarán parte de la selección de obras escogidas para la próxima edición del certamen de interpretación que los participantes inscritos desarrollarán a concurso y que grabará profesionalmente el ganador, formando parte del futuro catálogo musical del Certamen Llobet para su difusión internacional.

Esperamos contribuir en esta nueva etapa a la creación de la escritura musical, dominación descriptiva de las pulsaciones y enriquecer las más altas capacidades sensoriales que seguro están por descubrir dentro del instrumento.

Lo mismo que el Certamen Llobet de interpretación, queremos hacer un llamamiento al talento compositivo para alentar a experimentar nuevos retos en el arte de la escritura para guitarra.

Pin It on Pinterest